Daydreaming en Disney.

Hola, 

El post pasado hable acerca mi experiencia en el avión y en la ciudad de Miami donde estuve por una semana, hoy voy a hablarles de mi experiencia en el lugar más feliz del mundo...Disney.
El día que visitamos Magic Kingdom, nos levantamos a las 3 de la mañana, porque solo ibamos por un dia y había que aprovechar y disfrutar al máximo. Entre el cansancio y las 4 horas de manejada puedo decir que valió la pena. El momento cuando caminamos adentro del parque fue como entrar a otro mundo.
Simplemente mágico, y para empezar el día bien obvio teníamos que conocer a Mickey Mouse primero.



Creo que fuimos en una de las épocas más lindas del año porque todo estaba decorado de Navidad entonces ver todo el parque lleno de ese espíritu navideño hizo el paseo mucho más asombroso, sin embargo fuimos en una de las temporadas donde el parque estaba más lleno. Muchas personas aprovechan sus vacaciones por "Thanksgiving" y llevan a sus hijos a Disney, lo cual fue un poco abrumador porque las filas eran eternas, todo el mundo chocaba, corría, no había donde sentarse a la hora de comer, no habían campos en los restaurantes afuera del food court pero "it was worth it".
A pesar de todo, tuvimos un paseo lindisimo, vimos los tres parades, que conmovieron muchos corazones (incluyendo a mi hermana, que lloró), y de repente todos eramos niños de nuevo.




Caminé por el parque con mis orejas de Minnie y mi cámara de arriba para abajo, documentando todo detalle y momento y me sentí como la persona más afortunada y feliz del mundo. Una felicidad que simplemente me inundó y me ayudo a recordar que nunca estamos muy "viejos" para sentirse de esa manera.


Cuándo cayó la noche y todas las luces iluminaron el parque, fue como estar dentro de una película, donde nos escapamos de la realidad y viajamos a otra dimensión. De repente pensas que todo es posible y tus ojos se iluminan de esperanza. Sentís el amor a la vida correr por tus venas. 


El parade de la noche fue increible, ver las caras de todos los que veían el show iluminarse no tiene precio. Disney realmente es un lugar lleno de magia.





Nuestro día termino alrededor de las 11:30 de la noche y llegamos tipo 12 al hotel, donde el cansansio venció a la magia y la adrenalina que me mantuvo despierta durante todo el dia.

Definitivamente uno ocupa mas de un día para recorrer todo el parque pero mi experiencia de un día completo en Magic Kingdom hizo que ese martes se convirtiera en mi martes favorito del año.


Ustedes han ido a Disney? Cuentenme en los comentarios, me encantaria leer acerca de sus experiencias!

Un abrazo,

Lali <3

No comments