¡Voy de misión a Malasia!

¡Voy de misión a Malasia y quiero que vos también vayas conmigo!

¡Hola, hola!

Siento que llevo demasiado tiempo de no escribir por acá pero quería compartir por este medio  (con cualquiera que esté leyendo esto), la oportunidad que Dios me está dando.

El Señor ha puesto en mi corazón ir a una misión corta a Malasia en la ciudad de Kuala Lumpur, para servir en una escuela junto con un grupo de mi iglesia. Este viaje misionero es del 1 al 19 de abril, y la idea detrás de esto es compartir el amor y la esperanza que se encuentra en nuestro Salvador. Me emociona porque esto significa que voy a estar trabajando con personas que nunca han escuchado el nombre de Jesús. 


Para esta misión el Señor me ha ido preparando con cursos acerca de la cultura, la religión musulmana, como actuar, como vestir, que decir, que no decir y sobretodo como amarlos y mostrarles el amor de Cristo por medio de nuestro servicio. 
Sin embargo, siento que el Señor me ha venido preparando desde mucho antes. Lo ha hecho a través de poner a prueba mi fe para que está produzca constancia, convirtiendo mi corazón duro a uno suave y misericordioso por las personas, y abriendo mis ojos a su pasión por ser adorado por todas las naciones. 


¿Y por que es importante que haya mencionado todo lo anterior? 

La razón es que quiero que todos ustedes entiendan que esto no es algo que viene de mi, es Dios mismo trabajando en mi corazón. Es Él quien me ha mostrado a través de su palabra que todos estamos llamados a ser parte de su misión. 
Yo no se ustedes....pero cada vez que yo leo los pasajes donde viene La Gran Comisión, lo único que quiero hacer es obedecer. Lo leo una y otra vez y es difícil ignorar lo que Jesús dice en el texto...y no puedo imaginarme porque alguien no querría ir y compartir las buenas noticias de que Él es Dios y no un Dios lejano si no uno que se acerca a nosotros; o porque habría temor de hacerlo si Él mismo promete estar con nosotros hasta el fin.

Entonces en mi vida, cada vez que hay una oportunidad de IR y compartir Su amor, sea en Talamanca, en las calles de San José centro, con niños, o incluso con el que está manejando el Uber, solamente siento que es lo orgánico y natural de hacer. La Gran Comisión no es para unos cuantos y si leemos la Biblia podemos ver como la salvación tampoco es para unos cuantos...es para TODOS. 















El motivo de todo esto que escribo no es para que se sientan cargados a dejar todo para ir al otro lado del charco, sino para motivarlos que cualquier misconception de la Gran Comisión o de ser "misioner@" que tengan, sea limpiada y ojalá sientan el mismo amor y pasión por querer ser parte de la misión de Dios.
"Cuando vio a las multitudes, les tuvo compasión, porque estaban confundidas y desamparadas, como ovejas sin pastor. A sus discípulos les dijo: La cosecha es grande, pero los obreros son pocos. Así que oren al Señor que está a cargo de la cosecha; pídanle que envíe más obreros a sus campos." Mateo 9:36-38

Estoy muy emocionada de esta oportunidad para servir. Y espero que a través de este mega post puedan sentir el amor que hay en mi corazón por hacerlo. Puse el versículo de Mateo porque quiero que ustedes vean que pueden ser parte de la misión, través de dos maneras....
La primera es a través de la oración.

Quedan seis semanas para irme y todavía mucho trabajo que hacer. Dios me llama a confiar en Él, y parte de confiar es ser vulnerable y humilde a reconocer que necesito ayuda. Así que les pido que por fa oren:
  • Para descansar en Jesús
  • Poder mantener paz en medio de todo el proceso.
  • Por fuerza y sabiduría para las 24 personas que vamos.
  • Por cada corazón con el que vayamos a interactuar
  • Para poder usar nuestros regalos y talentos de manera sabia a la hora de enseñar en la escuela
  • Y por último quiero pedir oración para seguir confiando en el Señor mientras mando cartas para recaudar apoyo financiero.
Y si vos sentís que querés apoyar de otra manera puede ser también a través de un aporte económico.
Tengo que recaudar el total de $2650 para la primera semana de Marzo. Esta plata va destinada a alojamiento, boletos de avión, seguro y comidas.  Ya vi a Dios levantar casi $500 doláres en una semana pero todavía tengo que recaudar el resto!!! No te sintas presionado a dar ningún monto en específico, si no a dar lo que haya en tu corazón!

Así que gracias, gracias si leíste todo, gracias si vas a orar, gracias si vas a aportar por medio de apoyo económico, gracias si vas a enseñarle esto a alguien más, gracias si solamente me queres alentar y motivar más. SOLO GRACIAS!!!!!

Lali <3

No comments